Boca posó sus ojos sobre 300 pibes

Fuente: Diario Actualidad - Gral Villegas Unos 300 niños y jóvenes de toda la zona fueron observados por buscadores de talentos del Boca Juniors, en una jornada a pleno sol organizada por el Club Sportivo de Gral Villegas de la cual participo Racing de Fortin Olavarría. A la cabeza de la prueba estuvo Norberto Madurga, aquel crack boquense de la décadas del 60 y 70, que también supo jugar para Atlanta, Palmeiras (Brasil), Cerro (Uruguay) y la Selección Argentina, entre otros. Con él también llegaron Ricardo Almada y Diego Mazzilli, ambos del Area de Captación del Departamento de Fútbol Infantil de Boca. Hubo chicos de Atlético Villegas, Eclipse, Ameghino, Sportivo, Barrio Norte, Bunge, Racing (Fortín Olavarría), Gorra de Cuero, Huracán (ambos de Carlos Tejedor), Santa Rita, Atlanta de Vedia, Rivadavia de Junín, Rumbo a Vélez (General Pico), Atlético Rivadavia (América), Cosmopolita, Ingeniero, Sport (Tres Algarrobos), Jorge Newbery (Buchardo) y Ferro de General Pico, entre otros. Poco después de las 10 comenzaron a tomarle examen a los nacidos en el año 1994, muchos de ellos ya jugando en tercera y primera división; para terminar a las 17, con los más chiquitos, que incluyeron algunos 2001. Varios en carpeta En sus libretas de apuntes se llevaron los nombres de varios chicos a los cuales seguirán en los próximos años. Sus nombres no fueron suministrados, pero hubo diálogos con algunos jugadores y sus familiares, poniéndolos sobre aviso de un eventual interés del equipo de la ribera. Los más chicos, 9, 10 u 11 años, fueron anotados para seguir su evolución en el tiempo. Otros, ya en edad de poder incorporarse por haber alcanzado cierta madurez, serán citados a una nueva prueba en Casa Amarilla, uno de los predios adyacentes a la Bombonera, donde juegan y entrenan los juveniles del club. Por la noche hubo una cena en la sede de Sportivo con los técnicos xeneixes y los dirigentes de la entidad organizadora. Allí Madurga dio muestras, como durante toda la jornada, de su humildad y regó la sobremesa de incontables recuerdos y anécdotas de su carrera profesional, no exenta de su crítica visión del fútbol que se practica en la actualidad. "Los buenos jugadores jugaban antes, ahora y siempre. Pero se está corriendo mucho y se jugando poco. La que tiene que correr es la pelota", sentenció.