Historia

El 12 de octubre del año 1874, Domingo Faustino Sarmiento entregó la presidencia de la Nación Argentina a manos del Dr. Nicolás Avellaneda. Del ministerio que había elegido, la figura más saliente era la del Dr. Adolfo Alsina, que se hizo cargo de la cartera que encubría a las formaciones de Guerra y Marina. Este, se dedicó a cumplir con un plan de obra que ya había intentado poner en marcha durante su función de Gobernador de Buenos Aires; se trataba ni más ni menos que de la Conquista del Desierto. En cuanto al plan que mantenía en vista Alsina, fue apoyado y secundado por el actual presidente de la Nación. Este plan consistía básicamente en ir ensanchando las fronteras, por líneas sucesivas de fortines. Dos años más tarde, y en el mes de abril, Alsina se encaminó a establecer la nueva línea de fronteras que apoyó en los puntos avanzados de Puán, Carhué, Guaminí, Trenque Lauquen y Ita-loo, donde levantó fortines varios, siendo éstos defendidos por las anchas zanjas que los unían entre sí (cabe recordar que desde aquí y como recuerdo de esta persona es que dicha zanja recibe el nombre de "Zanja de Alsina") y en los que acordó formar poblaciones , cuyo plano dejó delineado y a cuyos pobladores facilitó ganados, semillas y todo lo indispenzable para la posible edificación de sus propias viviendas.   Trenque Lauquen, una de las poblaciones así nacidas, estaba bajo las ordenes del General Cornado Villegas, quien comandaba un grupo que sumaban un total de doce "fortines". Dichos fortines se encontraban ubicados entre las Comandancias de Trenque Lauquen y Ita-loo, conformando la parte del sector noroeste de la provincia de Buenos Aires, y integraban la sección 16 de Tierras públicas, cuyo límite oeste era la Zanja de Alsina, última frontera establecida sobre la Pampa en 1879. La obra iniciada por Alsina, fue seguida y terminada por el General Julio Argentino Roca quien llevó adelante las obras de una menera diferente al iniciador de las mismas. Después de haber conquistado quince mil leguas cuadradas de tierra, alrededor de algunos "fortines", empezaron a formarse colonias, transformándose en ellas tiempo más tarde distintos pueblos. Uno de ellos, llamado Coronel Olavarría formaba parte del ala derecha. Estaba guarnecido por siete infantes y dos artilleros, tenían un cañon del doce con sus juegos de armas completo. El nombre de éste, fue adjudicado en memoria del Coronel José Valentín de Olavarría; prestigioso guerrero de la Independencia que participó a las campañas de Chile y Perú, nacido en Salto (provincia de Buenos Aires) el día 13 de febrero del año 1801, y fallecido el 23 de octubre del año 1845 en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Siendo sus restos fueron repatriados el 30 de septiembre de 1879. Once años más tarde, el 17 de agosto del año 1900 y por decreto, el Poder Ejecutivo establece que se destinen a la explotación agrícola las tierras físcales situadas en el partido de Trenque Lauquen, y conocidas en un principio como Coronel Olavarría, y que más tarde fueran simplificadas por el nombre de Fortín Olavarría. Un año más tarde y nuevamente a través de un decreto emitido por el Poder Ejecutivo fechado 16/09/1901, se nombra al martillero Andrés R. Devoto para llevar adelante el remate de los solares y chacras de "Fortín Olavarría" (partido de Trenque Lauquen), en los días 17 y 18 de noviembre del corriente año. El 28 de septiembre de ese mismo año, el Poder Ejecutivo aprueba las bases presentadas para la venta de las respectivas chacras en $12 m/n, por hectárea y en $20 m/n para solares de primera, en $10 m/n para los de segunda calidad, mientras que a sólo $5 m/n los correspondiente a una tercera categoría. El remate fue efectuado el día 11 de mayo de 1902 a las 13 horas, en el hotel Simón de la ciudad de Trenque Lauquen. es de aclarar que dentro de las cláusulas que disponían para realizarse la compra, se establecía que todo comprador estaba obligado a poblar y cultivar las chacras dentro del término de dos años. Por otro lado, toda persona que se edjudicase un solar, se comprometía desde un principio a cercarlo, construir una vereda y a conformar por lo menos una pieza de material en el término de un año. Según algunos de los escritos de la época, puede decirce que entre las primeras escrituras figuran la de Agustín Ponce, Manuel Prado, José M. Medina, Marcelino Catoggio, José Cifone, Juán Etchegaray, Juan Scotto, Juan Medina, Marcelino Gracia, Amer y Gerardo Blanch, Juan Portiglia, José M. Posada, José Vázquez Buceta, Colareda, Pereyra, Esnal Hmos, Romero, Cullen Villafane, entre otros.     Fortín Olavarría y su zona de influencia, sobre todo la parte que tiempo más tarde formó la colonia y el pueblo, estuvieron bajo la jurisdicción del Distrito de Trenque Lauquen desde su creación, el día 28 de julio del año 1886. Al formarse el partido de Rivadavía el 30 de septiembre de 1910, parte de la antigua y tan nombrada Sección 16 de Tierras Públicas que incluía a la colonia y el pueblo de Fortín Olavarría, como fue mencionado en el párrafo anterior, son tomados por el nuevo distrito. Nuestro pueblo, el pueblo de todos los "fortinenses", integra junto a pueblitos de una iguales características como lo son Roosevelt, Sunbland, San Mauricio, Villa Sena, Sansinena, Badano, Mira Pampa, Cerrito, Condarco, Gonzalez Moreno y Valentín Gomez, el partodo de Rivadavía. Hoy Fortín Olavarría a dejado en el camino todo aquello que debió superar para ser lo que verdaderamente es: un pueblo luchador, armonioso y sobre todas las cosas, que siempre camine por donde camine se ve con la cabeza bien levantada y con ganas de tranformar día a día nuestro hogar. Por eso es que Fortín Olavarría será para cada habitante que haya pisado sus tierras el pueblito que llevará penetrado en su sangre por y para toda su vida.